Campos de Hernán Perea

Es un gran altiplano de 30 kilómetros donde se acumulan nieves y aguas de lluvia en bolsas acuíferas que sirven de depósito natural a los ríos Guadalquivir y Segura. Muchos cuando lo ven dicen que es un “paisaje lunar”. Empiezan muy cerca del Cerezo, en la aldea de Don Domingo. Hay muchas rutas señalizadas: GR, PR, etc., y como curiosidad decirles que en los campos se encuentra el Pino Galapán, un monumento vegetal testigo mudo de la historia. Tiene más de 5 metros de circunferencia y unos 38 metros de altura. Vale la pena ir a verlo. En la aldea de Don Domingo nos pueden informar de cuál pista forestal coger para ver el pino.