La Casa

Piedra caliza, toba, abobe, madera, cal y teja árabe son los materiales con que en su día se hizo La Tiná de Atrás y que luego también, se utilizaron en su rehabilitación para lograr hacer lo que es hoy en día la Casa Rural Alkaras. Tinada es como llaman a las estancias de animales en la Sierra Segura, y eso es lo que fue en su origen la Casa Alkaras hasta su rehabilitación y transformación en vivienda. La Casa Alkaras cuenta con una parte más antigua donde hemos querido respetar al máximo sus orígenes durante la rehabilitación y cuenta con una parte de nueva construcción, que se integran gradualmente de una forma armoniosa. La parte rehabilitada es rectangular con gruesos muros de piedras unidas con argamasa a la vista. Tiene dos alturas y la estancia es diáfana. En la parte de abajo se encuentra el comedor-cocina y en la parte alta, que es una buhardilla, se encuentra el dormitorio principal y la biblioteca de la casa. Cada planta tiene 50 metros cuadrados. Desde la parte antigua de la casa se accede por una puerta a la parte de obra nueva, donde la distribución es como en una casa normal. En ella se encuentran dos habitaciones más, el cuarto de baño y el lavadero. La parte nueva tiene 72 metros cuadrados en total.

Por ultimo, la joya de la casa: El Patio. Un patio hecho de piedra con mucho encanto, pensado para disfrutar de él con la intimidad que se merecen. El patio tiene 35 metros cuadrados.

Características de la casa


  • Televisión
  • Calefacción de estufa de pellets
  • Lavadora
  • Nevera
  • Horno
  • Microondas
  • Cocina
  • Equipo de música
  • DVD
  • Wi-Fi

  • Biblioteca
  • Comedor
  • Terraza-patio
  • Muebles de jardín
  • Armarios
  • Cuna disponible
  • Documentación sobre la zona
  • Sábanas y toallas

Vídeo promocional

Más imágenes

Proceso de rehabilitación