Museo Etnológico Santiago-Pontones

Las pasadas Navidades, la Asociación Cultural Zurribulle, organizó una exposición de  utensilios y aperos tradicionales que utilizaban nuestros mayores. En el Lugar de Encuentro de Santiago de la Espada.

La verdad, fue más que un éxito, la gente no paró de visitar la exposición durante los 4 días que duró. Las fotos de esta entrada pertenecen a la exposición.

Nos hizo recordar que por desgracia en Santiago-Pontones no hay un Museo Etnológico municipal y que por lo visto,  durante esos días hubo mucha demanda para saber más cosas de la identidad y la historia de los habitantes de Santiago-Pontones.

Aquí, en estas líneas, queremos recordar que objetivos busca un museo y al mismo tiempo, pedir encarecidamente que se pongan las autoridades locales manos a la obra para que no sea una mera exposición anual de 4 días (gracias mil a la Asociación Zurribulle)   y que este pueblo haga justicia a sus ancestros, de una vez.

El principal objetivo, creemos que debe ser: luchar por salvar la propia identidad, la identidad tan singular de la Sierra Segura, en definitiva,  el ser serrano. Sus tradiciones. También, las más primitivas, su arte rupestre, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad pero que nosotros mismos vivimos de espaldas. Tenemos diferentes Necrópolis iberas!?  (abandonadas después de saquearlas y sin ningún tipo de conservación). Por eso, solicitamos que todo el Patrimonio de la Humanidad que existe en Santiago-Pontones tenga un peso importante dentro del Museo,  que podría ser una sala de interpretación o un centro de interpretación anexo al Museo Municipal.

El segundo objetivo (para nosotros conforme vaya pasando el tiempo será más necesario), es la falta de referentes históricos para las nuevas generaciones de hijos que tuvieron que migrar a las ciudades para buscarse el sustento y quieren volver a las raíces de sus padres  pero les resulta difícil sentirse representados  con una identidad,  la cual,  ven difusa por el paso del tiempo y también, lejana.

Cada sociedad le da a su pasado el valor que quiere, esperemos que Santiago-Pontones camine a reencontrarse con su historia, ordenarla cronológicamente, quererla, estudiarla y proyectar sus valores hacia las nuevas generaciones.