LA ELABORACIÓN DE EMBUTIDOS SERRANOS

La Matanza, es uno de los días mas importantes del año para una familia serrana y para la nuestra no iba a ser menos. Porque gracias a ese día se puede comer en gran medida el resto del año y por que se convierte en una gran fiesta.
El pasado fin de semana nos pusimos manos a la obra en la cochera de Manuela. El pilla nos trajo en su camión el cerdo que le había llegado su San Martin. Fue un día de duro trabajo, de trajín, de no parar hacer cosas. Pero siempre quedaba un hueco para tomarse una “paloma” otro día haremos una entrada específica de licores de la Sierra y explicaremos todos los nombres y sus composiciones para quien le pueda interesar, que de eso nunca sabemos demasiado jejej
Los embutidos más típicos y singulares son:
El Patatero: carne de cerdo, patata, ajo, pimiento molido, pimiento seco, picante, pimienta, etc
La morcilla blanca: carne ce cerdo, huevos, azafrán, carne de pollo o pavo, perejil, canela, matalagua, cominos, nuez moscada, pimienta, pimentón, etc
La güeña: carne de cerdo, sangre, perejil, huevo, pan, especies anteriormente indicadas, etc

La verdad, es que alguien debería proteger toda esta riqueza cultura gastronómica serrana, que con algunos toques como los cominos, el azafrán y otras especies recuerda un poco de la herencia andalusí (quitando el cerdo y poniendo cordero, claro)

Como ultimo recordaremos un refrán que se dice mucho por aquí:

Del cerdo, hasta los andares